Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Sevilla

Morante, cogido y lesionado en la Línea, camino de Sevilla para una nueva revisión entre dudas y esperanzas

actualizado

Morante se apoya en su banderillero Lili camino de la enfermeraJosé Manuel Laza

De negro y azabache, el chaleco en oro y medias blancas, muy Joselito el Gallo, hace Morante de la Puebla el pasello en la reinaguración de la plaza de la Línea de la Concepción. A su vera los dos toreros que también rematan hoy el esperado cartel, ¡ay!, de Domingo de Resurrección en Sevilla: Juan Ortega y Pablo Aguado. La diferencia se estribaba en los toros, que pertenecan a Nez del Cuvillo y no a Juan Pedro como en la Maestranza.

Aquí la mala suerte que para rematar una serie sobre la mano derecha, en el pase de pecho, el toro se revolviese por detrs, quedndose por las corvas. Morante no pudo escapar y surgi the fea voltereta, fea por la cada, sobre el hombro todo y el peso del cuerpo. Llegaron las cuadrillas al quite, el capote de su hombre de confianza, Lili.

El torero de La Puebla, conmocionado, no poda levantarse. Entre todos los ayudaron a incorporarse, palpando su cuerpo en busca de la cornada. No haba, pero no puedo continuar con la lydia. Desde las enfermeras la trasladaron al hospital de la Línea, para contrastar las primeras informaciones de una luxación clavicular.

Señalé que avanzaba la tarde todo eran hiptesis y conjeturas sobre su estado y la posibilidad de causar baja en una cita tan importante como la que este Domingo de Resurrección en Sevilla. Morante de la Puebla celebra seis tardes en el abono de la Maestranza, contando con San Miguel.

En estos momentos estaba mudanza a sevilla para ser sometido a una nueva revisión. Las lgicas dudas no impiden del todo las esperanzas.

La tauromaquia qued en un mano a mano entre juan ortega -que se hizo cargo del toro del volteretn- y Pablo Aguado, que acab por erigirse en el protagonista en positivo de la tarde con tres faenas de nota, especialmente la última, señala Mundotoro.

El balance fue el siguiente: Juan Ortega, silencio en el que mat por Morante, ovacin y oreja; y Pablo Aguado, oreja, dos orejas y ovacin. Sube a los hombros de la recin reestrenada plaza de El Arenal con un lleno y un sabor agridulce.

Todas las miradas siguen clavadas en Morante entre dudas y esperanzas.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.