Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Sevilla

Llegan a Sevilla otras 6000 toneladas de tóxicos residuales de Montenegro



Este sábado ha atracado en el Puerto de Sevilla un barco de transporte de residuos tóxicos con 6.000 toneladas más que irán a parar a Nerva, según ha informado Ecologistas en Acción. Después de que la semana pasada atracara en el puerto otros 12.800 toneladas de estas sustancias, el río Shannon, de bandera panameña, ha desembarcado hoy 6.000.000 de kilos de arenas tóxicas también desde Montenegro.

Ecologistas se manifestaron en contra del traslado de estas sustancias al vertedero de Nerva. Sin embargo, los residuos llegaron a la localidad onubense y fueron descargados con éxito.

«Estos residuos contaminados vienen del astillero de un pueblo del país balcánico, de donde se han acumulado durante su funcionamiento desde 1927. En total, la empresa francesa Valgo, contratada para descontaminar el astillero, dispone de 110.000 toneladas extra de residuos tóxicos de diversos tipos. De ellos, las cajas 70.000 toneladas han sido ya traídas al Puerto de Sevilla, por enterradas en el vertedero de Nerva. A partir de ahora, se espera que comiencen a enviar otras 40.000 toneladas, otros ocho barcos más, de otros materiales también muy contaminados, como tierra y piedras, también por barco a Sevilla, para ser enterradas en el mismo vertedero», apuntan los ecas .

Peligrosidad en el Puerto de Sevilla a la hora de la descarga

Ante este hecho, Ecologistas en Acción denunció las condiciones de carga y descarga de sustancias tóxicas en el Puerto de Sevilla, debido a la «peligrosidad de las emanaciones y polvos derivados de estas operaciones». Por ello, han exigido que se realicen las mediciones de contaminación atmosférica que puedan repercutir en la salud de la ciudadanía; y, por otra parte, han solicitado a las dos ministras competentes en inspección de residuos peligrosos y aduanas, la puesta en marcha de los mecánicos necesarios para el control y sígueme de todo lo que se relaciona con estos traslados de materiales tóxicos y peligrosos .

Además, la organización ecologista solicitó hace unos meses en la Junta de Andalucía la información relativa a las importaciones de residuos tóxicos con destino a estas infraestructuras de depósito definitivo, que se encuentran a 700 metros del pueblo de Nerva.

El Puerto de Sevilla, al ser un puerto fluvial de interior, debería Seguir unos controles rigurosos para la protección de la sociedad sevillana, en este caso especialmente a las personas que viven en los barrios muy cercanos de Heliópolis y Los Bermejales, y para la protección del río Guadalquivir y Doñana, apuntan desde Ecologistas en Acción.

Más de 100.000 toneladas desde 2018

Siguiendo la información facilitada por la Junta de Andalucía, las toneladas de residuos tóxicos importados para enterrar en Nerva a través del Puerto de Sevilla en 2018 fueron 43.088 procedentes de Italia, pero 1.001 recibidos de Grecia y 20 de Malta. En 2019, los residuos tóxicos importados por el mismo puerto, para entrar en Nerva, fueron de 34.106 toneladas procedentes de Italia y 38.420 procedentes de Montenegro. Finalmente, en 2020 se importaron 34.659 toneladas tóxicas con el mi destino, en el través del Puerto de Sevilla.

«Estos residuos fueron autorizados por la autoridad competente, la Junta de Andalucía, para tratarse de residuos de la Unión Europea, excepto los de Montenegro que requerían el consentimiento de dicha Administración para ser autorizados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico , al tratarse de un país extracomunitario», lamentan.

Descarga en otros puertos

A todo ello, habría que sumar las importaciones realizadas desde cualquier país con destino al enterramiento en Nerva, en barcos a través de otro Puerto de Andalucía, como el de Huelva, o transportados desde su origen por carretera. Consecuencia de la participación del Estado español en el Convenio de Basilea, contando con unas instalaciones que la Junta de Andalucía está haciendo lo que está en su mano para reactivarlas pese a las faltas de garantías y el conflicto social y de salud que crea en Nerva y en toda la Cuenca minera, de donde, hasta ahora, se ha avitado hacer un estudio epidemiológico serio e independiente.

«Ecologistas en Acción lleva muchos años haciendo un Seguimiento del funcionamiento de
estas instalaciones, especialmente los incumplimientos, accidentes y mala gestión de este
vertedero «, por lo cual,» queremos transmitir a las Administraciones ya la sociedad que es
que el Gobierno andaluz decrete el cierre definitivo e inicie el plan de Seguimiento y control que establece la Autorización Ambiental Integrada en vigor, durante 20 años, previo a la ejecución del plan de restauración de la zona, y no pensaron ceder ante esta vergüenza de Andalucía, que es un vertedero tóxico pegado a un pueblo, que está considerado la cloaca de Europa», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.