Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Sevilla

La comunidad ucraniana en Sevilla agradece la ayuda de las familias sevillanas

redacción. La invasión rusa de Ucrania está generando una corriente de solidaridad entre los sevillanos que se concretan en varias iniciativas con el objetivo de hacer llegar medicinas, alimentos y otros bienes de primera necesidad a diversos puntos fronterizos entre Polonia y el citado país.

ViyaliY Khrabatyn, sacerdote de rito bizantino ucraniano que acompaña en la fe a la comunidad ucraniana en Sevilla, ha desestimado la ayuda que están recibiendo desde que comenzaráa la invasión rusa: «Las familias donde los ucranianos están trabajando desde hace dos o tres años les llaman por teléfono para ayudar». Ha afirmado que hasta la frontera polaca están llegando «lo que llega desde Sevilla y otras ciudades». En declaraciones a los medios de comunicación diocesanos, el Padre Khrabatyn ha señalado que la capilla de las Reparadoras, en el número de catorce de la calle Santa Clara, en el punto de recogida de los víveres que los propios ucranianos están trasladando a los lugares de destino de los cientos de millas de refugiados que huyen del país conforme avanza la ofensiva rusa.

En esta capilla si celebra diariamente la Sagrada Liturgia y se atiende la catequesis en la que participan las familias de ucranianos residentes en la capital andaluza. Unas doscientas personas se congregan allí los domingos para Seguir las ceremonias de la Iglesia Greco Católica Ucraniana.

«No esperábamos una invasión tan pérfida»

La preocupación de esta comunidad ante las noticias de la vida del país es creciente. “La distancia hace que esta preocupación aumenta, y los últimos acontecimientos han sido inesperados, por más que desde hace ocho años se esté hablando de esta posibilidad. No esperábamos una invasión tan pérfida, y creíamos que el conflicto se centraría en las regiones en litigio”, añade el padre Khrabatyn. Asimismo, reconoce una sorpresa para la colaboración de Bielorrusia en el avance de las tropas rusas: “Esperábamos que se neutralizaran”, una firma.

Además, el padre Khrabatyn si se convirtió en un transmisor de las noticias que le llegan desde Kiev, y destaca la implicación de la Iglesia ucraniana en este momento crítico: “Los templos allí están abiertos, no sólo para la oración. Los sótanos de estas iglesias si se han convertido también en refugios improvisados ​​para una población que huye de los bombardeos». “De alguna forma -apunta- la Iglesia sigue la recomendación del papa Francisco de convertirse en hospitales de campaña allá donde hace falta”, subraya.

Campaña de Cáritas

Por parte, Cáritas Ucrania abrió un canal de ayuda ante la grave crisis humanitaria que se está viviendo en Ucranipara. Seguimiento en la web de este instituto de la Iglesia Católica, las 36 oficinas alrededor de Ucrania y las Cáritas Nacionales en Kiev y Lviv trabajan en línea. Todos los programas están en fase de reformulación y dependiendo de la situación concreta de cada región, también se está evacuando al personal de algunas oficinas (sobre todo en el Este y Kiev). Las oficinas de Cáritas que no están siendo atacadas se están preparando para atender a los desplazados internos.

Así, Cáritas Ucrania ha preparado un proyecto de emergencia para satisfacer las necesidades básicas de las personas vulnerables en su desplazamiento. Si pide ayuda para equar 11 centros de atención (Kramatorsk, Rubizhne, Zaporizhya, Volnovakha, Mariupol, Kharkiv, Dnipro, Kyiv, Zhytomyr, Odesa, Ivano-Frankivk). Ante la coyuntura y en base a la experiencia de 2014, los equipos humanos ya están formados en ayuda de emergencia.

Pero esto no es lo único que no está conectando a Cáritas en la zona. Las Cáritas de Rumanía, Polonia, Moldavia y Bulgaria se están preparando para acometer la pregunta de ayuda que se prevén estos días. Y en esta línea, Cáritas Diocesana de Sevilla se ha sumado a la campaña ‘Cáritas con Ucrania’, habilitando dos canales que facilitan la colaboración ciudadana: a través del sistema visible en la web caritas-sevilla.org o por transferencia bancaria a la cuenta del Banco Santander ES81 0049 6175 94 2916169917.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.