Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Sevilla

Herido es llevado tras ser agredido por dentro en Sevilla-I

El centro penitenciario Sevilla-I fue de nuevo escenario de un grave accidente ocurrido este miércoles. De la mano de ayer, se inició una discusión en el módulo 53 al interior, motivada por el parecer por la posesión de una serie de pastillas psicotrópicas. En el curso de esta pelea, uno de los internos, identificado como MEJ, endosó un fuerte golpe a su adversario, RMM, lo que le provocó una gran brecha sobre la ceja.

El herido tuvo que recibir asistencia médica y posteriormente fue trasladado a un hospital. Ante esta situación, el único módulo funcional de servicio en dicho módulo requería la presencia de la mayoría de los compañeros ante el estado de nerviosismo y agresividad que presentaba el presunto agresor. Acudieron el jefe de servicios con más funcionarios.



Pesa al exterior, el interior siguió presentando gran resistencia, dando patadas y cabezazos, hasta que finalmente se consiguió aislarlo del resto de interiores para evitar problemas mayores.

Una vez más, la asociación TAMPM (Tu Abandono Me Puede Matar) denunció «el menosprecio y el abandono al que son sometidos diariamente por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias los funcionarios de prisiones». Por un lado, critico la escasez de medios materiales con los que afrontar este tipo de situaciones, pues la única funcionaria de servicio en el día de ayer en un módulo con 55 reclusos a su carga, solo cuenta con un walkie talkie para su defensa .

TAMPM se queja y condena que un recluso acabará en el hospital, pero recuerda que «podía haberle acompañado la funcionaria de servicio o cualquiera de los compañeros que intentaron evitar daños mayores al agredido».

En este caso, si se quiere celebrar un concurso de traslados de funcionarios y la Secretaría General ha decidido no reponer en Sevilla-I «no se trata de plazas que hayan quedado vacantes por la marcha de compañeros a otras prisiones». A eso hay que sumar las «cada vez más frecuentes bajas por una plantilla cada vez más envejecida, jubilaciones o pases a segunda actividad (funcionarios de vigilancia interior que al llegar a los 57 años pasan a ocupar otras plazas) y que no son cubiertas» . La edad media de los empleados de Sevilla 1 es de 52 años y además los casos el 20% de ellos tiene más de 60 años.

La organización exige una mayor preparación para afrontar situaciones tan delicadas como estas. «A lo largo de su larga vida penitenciaria, a funcionario con suerte recibirá un mísero curso de defensa personal. Una vez más reclamamos la consideración de agentes de la autoridad. Esta vez, aparte de los lógicos golpes y magulladuras, no hubo ningún funcionario lesionado , pero si es un puro milagro”, se queja TAMPM.

La asociación deja constancia de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, será disculpido ni rectificar por considerar como «nuestro ejemplo a Seguir» a la exsubdirectora de seguridad de Villena, investigada judicialmente por denuncia falsa a unos compañeros suyos. «En estas manos estamos», lamentó la entidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.