Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Málaga

Díaz Nosty presenta en Málaga ‘Periodistas en el punto de mira’, sobre un libro sobre los crímenes contra informadores en América Latina

Periodismo de precisión. UN realidad documentada y narrada sin un solo adjetivo. El catedrático de periodismo e investigador, Bernardo Díaz Nostypresentado este viernes en la Asociación de la Prensa de Málaga sobre el último trabajo: Periodistas en el punto de mira, medio sigo de secuestros y asesinatos. Díaz Nosty refleja durante casos 400 páginas de problemas que enfrenta la libertad de prensa durante los últimos cincuentas años. Las dictaduras, la corrupción política, el narcotráfico or el crimen organizado han tenido en su diana a los informadores que han tratado de contar la verdad.

El autor les sitúa tribuna a las víctimas. Un total de 1.174 periodistas fallecidos o desaparecidos entre 1970 y 2019. Una minuciosa investigación con todo tipo de fuentes para intentar acercarse a una realidad que pocos quieren contar. México, Brasil, Colombia y Venezuela, en una serie de países capaces de concentrar en uno más de la tercera parte de los homicidios que se cometen en el mundo. Con decenas de miles de muertos, la vida de los informadores vale menos. Cuerpos decapitados, tirados en cunetas con 18 balas en el cuerpo. Por cada muerte, medio centenar de amenazas antes. Y peor si el informador es una mujer.



Díaz Nosty, país a país, recorre la historia reciente de Sudamérica, la política y el periódico para poner luz a muchos ángulos oscuros. Porque oficialmente, los gobiernos no tienen con facilidad que las muertes de los periodistas se encuentran debajo y despachan en muchas ocasiones las causas de los óbitos como «suicidios, accidentes o reyertas familiares». Díaz Nosty en su libro editado por Renacimiento tampoco rehúye los casos de informadores cómplices con las redes criminales o los gobiernos corrompidos. Como también los ejemplos en los que los medios tuvieron que abandonar para seguir informando para salvar la vida de la planta.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *