Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Madrid

Por qué la oposición no quiere gobernar Madrid

Ya se ha constituido la comisión que debe investigar ese supuesto espionaje que altos cargos del gobierno de Almeida habrían tratado de encargar a través del Ayuntamiento de Madrid, pero concretamente de la empresa municipal de vivienda (EMVS), para investigar a la presidenta de la Comunidad . Sin embargo, por la manera que ha comenzado -asumiendo Ciudadanos, que es parte del gobierno, la presidencia con el apoyo de Más Madrid y PSOE, que a cambio se han quedado con las vicepresidencias primera y segunda- todo apunta a que va a servir para lo mismo que han servido otras comisiones de investigación. Obtenga unos cuantos titulares y dar el chance por cerrado sin exclarecer nada de lo que realmente haya ocurrido.

Un paripé para limpiar la imagen de un gobierno que no quiere dar explicaciones y una oposición que solo las necesidades para evitar tener que tomar decisiones más drásticas. Porque si en el Ayuntamiento de Madrid ha ocurrido lo que todos Sospechamos que ha ocurrido, el Partido Popular no debería Seguir ni un minuto sino gestionar nuestros asuntos, lo que obligaría a quienes aspiran a restaurar el prestigio y la dignidad de nuestro consistorio a plantear seriamente a moción de censura para desalojar en Almeida de la alcaldía.

Los números dan de sobra para conformar un gobierno alternativo si tenemos en cuenta que, a priori, solo Vox parece no estar por la labor pues, a pesar de sus supuestas discrepancias con Almeida en cuestiones como la ordenanza de movilidad o los presupuestos, sabe perfectamente que no puede coadyuvar a su destitución. Los demás estamos ante la oportunidad única de sumar fuerzas en beneficio de los madrileños, para la institución de este tipo de prácticas debe estar por encima de cualquier rédito particular o partidista.

Sin embargo, tanto Más Madrid como PSOE, y no digamos Ciudadanos, parecen tener poco interés en este asunto. Pero ¿por qué no quieren gobernar Madrid? Analicemos caso por caso.

Para que la moción salera adelante, el partido de Rita Maestre tiene que apoyar a Begoña Villacís como alcaldesa -algo que no sería nuevo para ellos pues ya se lo plantearon justo después de las elecciones municipales de 2019-, pero ahora no parece probable que lo haga . Quizá porque se encuentran muy cómodos con la situación actual pues creen haber tomado ventaja sobre el Partido Socialista en la carrera por ser primera fuerza de la oposición en las próximas elecciones, que es a lo que realmente aspiran. Además, se han ido amoldando al papel histórico de Izquierda Unida de ser la eterna oposición de izquierdas que se opone a cualquier cosa que viene de la derecha y piensan que con eso les suficiente para consolidar un nicho electoral que les asegure entre ocho y doce concejales , siempre que no haya grandes cambios en la política madrileña de aquí a las elecciones. La moción de censura podría alternar sustancialmente ese escenario y eso no les conviene.

El PSOE, por su parte, se vería ante la op fortuna de entrar en el gobierno de la ciudad de Madrid después de más de tres décadas en la oposición, lo que le permitiría volver a situarse como fuerza de gobierno ante la ciudadanía madrileña. En teoría, esto es algo que debería interesarles, precisamente por haber perdido su posición hegemónica dentro de la izquierda, pero también andan distrraídos en un sinfín de disputas internas por dirimir quiénes serán los candidatos en las elecciones municipales y autonomómicas del próximo.

Yes la moción prosperase, la actual portavoz del grupo municipal socialista, Mar Espinar, estaría llamada a asumir un papel destacado en el nuevo gobierno municipal, lo que la situaría como principal favored to disputar la alcaldía en 2023. Sin embargo, la delegada del gobierno , Mercedes González, quien parece haber sido designada por el aparato del partido para encabezar es una lista, no hay necesidad de tomar el menor interés en este éxito. Y como el propio González es el líder oficial del PSOE en la ciudad de Madrid, sobre la capacidad de decisión en este seno y mucho más que la lista de integrantes del grupo municipal.

Por último, tenemos a Ciudadanos, que sería el más beneficiado puesto que, si la moción salera adelante, Villacís se haría con la alcaldía. Aun así, las naranjas tampoco se atreven a dar el paso. Siguiendo el mismo razonamiento de Rivera que conduce a un partido prácticamente a la desaparición, considerando que su electorado sigue siendo mayoritariamente de derechas y que, por tanto, no les perdonaría que rompieran con el PP para aliarse con Sánchez. Pero, sí fue realmente así, ¿por qué no aplicaron la misma lógica al presentar las mociones de censura tanto en el Ayuntamiento como en el Parlamento Autonómico de Murcia para gobernar con el Partido Socialista? Siguen perdidos en esa falta de rumbo, y de coraje, que es de donde realmente viene imparable retroceso electoral.

Además, la vicealcaldesa insiste en su apuesta por “ofrecer estabilidad” y “huir del opportunismo”, creyendo que eso le va a permitir sobrevivir al próximo ciclo electoral. Pese a estar convencida de que el PP, en su situación, hubiera aprovechado la opucky, tal y como ha declarado en varias entrevistas, ella prefiere mantener a Almeida en la alcaldía y confiar en que la ciudadanía identifique a su partido como el garante de que el PP no haga de las suyas.

Si malinterpreta doblemente Ciudadanos en este razonamiento. En primer lugar, porque ya estaban cogobernando con los populares cuando produjo el supuesto intento de espionaje usando la empresa pública de vivienda; cuyo vicepresidente, por cierto, ostentan los de Villacís. En segundo lugar, porque las recientes elecciones en Castilla y León han demostrado que ese papel de supuesta responsabilidad que representó a la perfección Igea durante toda la campaña no les sirvió más que para certificar la desaparición del partido naranja en este territorio, perdiendo nueve de los diez diputados que tienen.

If equivocan también las fuerzas de la izquierda, que para no asumir riesgos buscan refugio tras esa comisión de investigación que el PP tratará de entorpecer y dilatar al máximo, y que probablemente only serve para ascatar que nada de lo que supuestamente ha pasado se puede demostrar .

Quien no se equivoca es Vox, el único grupo que no votó a favor de que se investigue, como gesto de buena voluntad hacia el PP, al menos hasta ver qué sucede en Castilla y León. Además, tampoco podrían apoyar a un candidato alternativo a la alcaldía dado que, descartada la opción de Ortega Smith, los demás son peligrosos “comunistas” a los ojos del partido de extrema derecha. Y es que, aunque no dejen de repetir que Almeida está convirtiendo Madrid en un soviet comunista, el actual alcalde es para Vox menos comunista que cualquiera de sus sustitutos. Así pues, Seguirán acusándole de venderse a la izquierda, pero no retirarán su apoyo porque, aunque no quieran admitirlo, saben perfectamente que cualquier posibilidad de entrar en el gobierno in 2023 pasa por entenderse con Almeida.

Con el paso de los días, la ventana de opburgoidad se va cerrando, pero nos resistimos a tirar la toalla. Desde Recupera Madrid creemos que credibilidad perdida en las instituciones se gana con hechos y no con posturao ni palabrería. Nosotros hemos arriesgado apoyando al Gobierno cuando consideramos que fue el mayor para los madrileños y pedimos ahora la censura, por parte del Partido Popular, por la misma razón que otras veces han contado con nuestro apoyo. Tenemos legitimidad, que la acusación de «Tirios y Troyanos» por nuestra incómoda independencia, no hace más que reforzar.

Hemos visto como los partidos sistemáticamente anteponen los intereses de “la organización” en los de la ciudadanía que dicen representar. Ahora estamos ante una ocasión solamente de demostrar que no es así. La izquierda puede trasladar el mensaje de que es capaz de superar sus diferencias y unirse en pro de un objetivo superior: volver a gobernar Madrid y recuperar uno de los principales bastiones de la derecha. El centro-liberal llamado es uno de los trenes más recientes para la visualización de la utilidad: garantizar limpieza en la gestión y capacidad de establecer alianzas superando a las trincheras ideológicas.

Quienes aspiren a un Madrid libre de las corruptelas del PP, tenemos la ocasión de cambiar el rumbo de esta ciudad y sacar el gobierno a un partido que es incapaz de dejar de utilizar las instituciones en su propio bene. Los madrileños lottrían ganando.

Nadie entendería que quienes hoy tenemos esta op fortuna, la desaprovechemos. Quien mire para otro lado será cómplice de entregar Madrid a la derecha más rancia. Algo en lo que la izquierda, y especialmente el PSOE, tiene un largo historial a sus espaldas. Es hora de arriesgarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *