Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Madrid

Mensaje de advertencia en la calle en defensa de las leyes LGTBI de Madrid en vísperas de la votación para derogarlas

«Ningún paso atrás», ha sido el grito más repetido esta tarde en el campo de concentración de Puerta del Sol para protestar contra la derogación de las leyes madrileñas para proteger al grupo LGTBI, propuesta por Vox y con la que el PP se ha estancado hasta hoy, cuando anunció que se abstendrá definitivamente de la votación prevista para mañana en la Asamblea de Madrid, impidiendo así que se considere la propuesta. La izquierda y los grupos interesados ​​desconfían y también rechazan las supuestas mejoras técnicas que ahora defienden los populares.

Ayuso asegura que no derogará ninguna ley LGTBI pero defiende su «derecho» y el de Vox a modificarlas

Aprende más

La manifestación, que comenzó a las 19.30 y duró una hora, reunió a unas mil personas en Sol, frente a la presidencia regional, acordonada por la policía. El clima era muy heterogéneo, muestra del apoyo que suscitan las reglas cuestionadas por la extrema derecha: además de las habituales banderas arcoíris, estaban las pancartas de la UGT y de todos los partidos de la izquierda institucional, desde el PSOE hasta la Más Madrid Podemos e Izquierda United.

«Quieren llevarnos de vuelta a los armarios», advirtió una de las numerosas pancartas desplegadas durante la manifestación, en la que se escucharon cánticos contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por su presunta defensa de la «libertad». , el lema de su campaña electoral. «¿Dónde está la libertad?», Un grupo de asistentes lo puso feo. «Yo también soy un maricón de mierda», cantaron otros, en una de las frases más beligerantes de un acto que, sin embargo, también tuvo su lado de venganza festiva, expresada, por ejemplo, en una pareja vestida con el traje regional de Montehermoso (Cáceres), cantando jotas en el ukelele.



Nuevo «teléfono arcoíris»

Se han cedido a Sol cargos de Podemos, entre ellos la de la secretaria de Estado de Igualdad y Violencia de Género, Ángela Rodríguez, quien, a raíz del asunto, ha adelantado que el Gobierno del estado estudia la puesta en marcha de un servicio telefónico «de asesoría jurídica y apoyo emocional a las mujeres víctimas de «delitos lgtbifobios, un teléfono arcoíris». Anteriormente, recordó el intento de Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia del PP con Mariano Rajoy, de recortar el derecho al aborto, que provocó su salida de El gobierno tras la presión de los ciudadanos. «La última vez que quisieron recortar derechos, a un ministro le costó la billetera», dijo, por lo que la concentración de hoy sirvió de «mensaje de advertencia» al PP.



La portavoz de Más Madrid, Mónica García, dijo a su vez que la decisión popular de abstenerse mañana se debe a la «presión de la ciudadanía», pero sigue siendo una aberración, porque abre las puertas al mercado con derechos LGTBI + y libertades. Y esa negativa fue el aparente consenso entre los participantes. “Tú quieres terapia para mí, yo quiero lobotomía para ti”, reza otro de los espectáculos, que incluye caricaturas de la portavoz de Ayuso y Vox, Rocío Monasterio, designada como “las dos caras de la lgtbifobia en Madrid”.

«Pedimos al PP que acabe con este disparate», rezaba el manifiesto de la concentración, leído entre diversos representantes de los grupos sociales, que recordaba la lucha por los derechos y su tortuosa trayectoria judicial desde la derogación de 1979 de las leyes sobre peligrosidad social .el de Franco como coartada para perseguir a gays y transexuales, pasando del reconocimiento del matrimonio homosexual a las vigentes leyes de igualdad de derechos y protección de la comunidad. Al final se escuchó otro brote clásico de estas citas: «¿Dónde está el hinojo del PP?».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.