Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Madrid

MADRID / Detienen a un hombre con dos pistolas y un subfusil en un narcopiso

Ahí Policía Nacional detuvo el martes a un hombre que escondía dos pistolas y un subfusil en un narcopiso situado en el distrito madrileño de Latinaen el que vendía drogas, han informado fuentes de la investigación.

Gracias a la colaboración vecinal, los agentes investigaron durante días a este individuo y sus acciones, consistentes en vender drogas tanto en la calle como en un piso que había okupado en la calle Cabezas del Villaren el barrio de Lucero.

El martes por la mañana culminó con la investigación en la llamada ‘Operación Titanic’, en la que detuvieron y pudieron inspeccionar la casa. El hombre vivia solo con sus dos perros y no despertaba sospechas entre los vecinos.

De carácter discreto y precavido, a pesar de manifestar estos aspectos guardaba un subfusil, una pistola de gas y otra detonadoraque se sospecha que puede modificarse para disparar balas de fuego real.

Tras el registro de vivienda y trastero en presencia, los agentes encontraron pequeñas cantidades de drogas. Entonces, este individuo, de 53 años y sin antecedentes policiales, acabó detido acusado de un delito contra la salud pública y otra posible tenencia ilícita de armas.

Las plantas intervenidas en una vivienda de la calle Felipe II.

DETENIDO POR PORTAR HACHÍS Y DINERO

Ahí policia municipal de madrid ha detenido hace unos días a un hombre al que localizaron en su vehículo varias tabletas de hachís y dinero en metálico.

La intervención policial tuvo lugar el martes a las 21:15 horas junto a la estación de Metro de Hortaleza cuando agentes de patrulla observaron a varón circulando con su coche por la calle cuando, ante su presencia, aceleró la marcha. Entonces, le persiguieron hasta desfilar e identificarlos.

Tras comprobar que tenía antecedentes y órdenes de alejamiento, le cachearon, encontrándole 2.520 euros y, en el vehículo, escondido en el maletero debajo del hueco de la rueda de repuesto varios trozos de hachís, que iban empaquetados y con nombre, por lo que estaban preparados para su venta. Luego, en el puesto del copiloto encontramos otras chinas de la misma sustancia estupefaciente.

Los policías avisaron a los guías caninos, que inspeccionaron el coche sin más resultado. Pro todo ello, el conductor acabó detido acusado de un delito contra la salud pública y otra contra la seguridad vial, ya que dio positivo en cocaína y cannabis.

Confesó a los agentes que estaba colocado y era drogodependiente. Aparte de vendedor de sustancias estupefacientes de manera ambulante.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.