Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Madrid

La Cámara de Cuentas de Madrid avala los contratos de Ayuso sin abordar la comisión de su hermano

La Cámara de Cuentas de Madrid ha aprobado este miércoles 23 de marzo el informe por el que se fiscalizaban varios contratos de emergencia del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso durante la pandemia, concretamente, en el año 2020. Entre ellos se encuentra el polémico contrato que el Ejecutivo autonómico adjudicó de hacer a Priviet Sportive SL -en experiencia previa en el taller sanitario- por 1,5 millones de euros para mascarillas, un contrato para la autonómica cobró para el presidente de la autonómica cobró una comisión de al menos 55.850 euros más IVA. La Cámara de Cuentas ha concluido en su informe de este miércoles que este contrato siguió los procedimientos ordinarios de una contratación de emergencias y por tanto no incurrió en ninguna irregularidad, pero no entra a valorar la cantidad recibida por Tomás Díaz Ayuso, que queda al margen de la auditoría del organismo, algo que entra en la normalidad.

En concreto, la Cámara de Cuentas fiscaliza varios aspectos de los contratos auditados: sí, si se justifica la emergencia –es decir, si el contrato responde a la pandemia–; sí si dios cuentas del mismo en el Consejo de Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso; también el inicio del pazo de la prestación; si el gasto final si corresponde al gasto esperado; yes if llevó a cabo la prestación y yes if publicitó en el Portal de Contratación. Según concluye el fiscalizador, el contrato a Priviet Sportive siguió esos procedimientos.

El informe analizó un total de 4.448 contratos, por un importe de casos de 1.000 millones de euros. El órgano pone el acento en varias adjudicaciones que utilizan los medios de emergencia para adquirir bienes que no estaban destinados «a combatir la pandemia ni amparos por el tenor literal del artículo 120 LCSP». “Con carácter general, la mayoría de los contratos fiscalizados se han adaptado a las prescripciones que establecen el ordenamiento jurídico para esta situación. Sólo en ocasiones campesinas, en los expedientes número, 259 y 260 si ha utilizado los medios de emergencia para adquirir bienes no destinados a combatir la pandemia ni amparados por el tenor literal del artículo 120 LCSP”, concluye.

El primero de estos expedientes si se refiere a la adquisición de tres ecógrafos para los hospitales Infanta Sofía, Universitario del Henares y Universitario del Tajo, por un valor total de 102.800 euros. El organismo le da derecho a tener un camino a lo ordinario y no ha tenido adjudicado para dedo aprovechando la pandemia. El siguiente es un contrato para el suministro de los equipos de mamografía de la Infanta Leonor y la Infanta Sofía, por 560.000 euros.

También cuestiona varios contratos que «carecen de la documentación que todo expediente de contratación precisa» aún tratándose de un trámite de emergencia, asegura la Cámara de Cuentas. «Ello ocurre en los expedientes número 105 al 114, 196, del 214 al 221 y el 254, en los que no se ha aportado justificación de tener dado cuenta al Consejo de Gobierno, y los números 157 y 194, respecto de los que no consta la fecha de inicio de la prestación”, asegura el unforme al que ha tenido encendido elDiario.es y que ha adelantado Vozpopuli.

Aunque el Gobierno regional y la propia presidenta habían asegurado que el contrato por el que el hermano de la presidenta cobró una comisión estaba ya auditado, no ha sido hasta este miércoles 23 de marzo que la Cámara de Cuentas ha emitido su informe final después de que se haya reunido el Consejo. En un escrito firmado por el presidente en funciones, Carlos Salgado Pérez, –enviada al PSOE- la entidad fiscalizadora reprochaba que se hablóse de que el contrato estaba fiscalizado pese a que no se había aprobado su resolución final. Salgado aclaró que se utilizó de un shapeless en “elaboración”, tal y como adelantó elDiario.es.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *