Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Barcelona

Pedri ejercicios de mesas del Barcelona | LaLiga Santander 2021

actualizado

Una genialidad del Canario tumba la resistencia del Sevilla y eleva a Barcelona hasta la segunda plaza.

Pedri celebra el gol de la victoria ante el Sevilla.LLUIS GENÉAFP
  • Narración y estadísticas Como vivimos el partido
  • Primera La clasificación

Pedri keep algo por lo que cualquier futbolista dara su vida: mientras todos corren, l para; mientras todos caen, allí se eleva. Reconstruye el tiempo y el espacio a su antojo y condena a sus rivales a la incompprensin. Isla pequeña Rakitic ante la primera finta en la frontal. cayo el torren de diego carlos ante la segunda. Y Pedri, with toda la vida y la gloria por delante, dispar con la confianza de los elegidos. bono se estir sabindose derrotado. Y el Sevilla, que tanto haba resistido por retener la segunda plaza, se encontr con que este Barcelona desencadenado de xavi él insiste en crecer. [Narracin y estadsticas: 1-0]

Fue un gran da tambin para el Presidente La puerta. Haca apenas unas horas que haba sacado adelante, sin pestaear, el celebrado acuerdo con Spotify, el mayor patrocinio de la historia del Barça. No tuvo que mostrar las cifras del rasgo a los 906 socios compromisarios que tuvieron bien acreditarse a la asamblea telemática en el tiempo de la votación. Estaban convocados 4.478. Después de que bartomeu llevara a barcelona en la ruina, los socios del club, lejos de extremar la vigilancia y defender en su presunta posicion como propietario del club -ahora empresa familiar Segn Laporta-, optaran por la misma supervisin de las sociedades narcotizadas.

Son asuntos los que quedan en la tramoya cuando futbolistas como Pedri maravillan a su paso. O cuando los jugadores de Xavi, que venan de dar un alegrn a su hinchada tras su exhibicin en el Bernabu, continuen con su buenaventura. Aunque de las instalaciones defensivas que se encuentran con el Madrid de Ancelotti pas a ese hueso en el que ha convertido julen lopetegui a Sevilla.

laberinto

In Lopetegui an se le recuerda en el Camp Nou por su discreto paso como portero del Barcelona a mediados de los 90 -aquel vuelo espectral en 1994 frente al Paquete Higuera En un partido que encaj cinco goles por parte del Zaragoza en una Supercopa-, pero tambin por los cinco tantos (5-1) que el costaron el despido como entrenador del Real Madrid en 2018. El recuerdo puede ser puetera, pero nunca injusta. Y en Lopetegui le sobran argumentos para defender su vala. Para muestra, el laberinto en el que meti a Bara que pas por diferentes estados de nimo: de la alegra del primer tiempo a la impaciencia del inicio del segundo. Para culminar con un acoso al que los hispalenses ya no supieron cmo responder, por mucho que Augustinsson tuviera el empate final en sus botas tras un error de Ter Stegen.

El Sevilla pele la pelota. Aunque ello no le sirviera para crear peligro, sino para ganar fuerzas en todas esas ayudas defensivas tramadas en la pizarra y comandadas desde el campo por Kound y Diego Carlos. Con Marcial como terico delantero centro, los hispalenses no tuvieron reparos en defenderse frente al rea with a double lnea de cuatro y cinco futbolistas que convirti los pasillos interiores en una zanja.

Ter Stegen despeja el bal
Ter Stegen despeja el baln.AFP

La respuesta azulgrana, pues, deba llegar por los costados. Casos siempre a partir de fútbol de Dembl, quien quiz nunca pueda separar la genialidad del absurdo y la osadía. Después de que Ferrán Torres asomara en la glida noche barcelonesa with a rosca que busc el cortejo con la escuadra, Dembl se puso para generar ocasiones. Tanto corra y tan bien regateaba que se haca insoportable ver cmo se enredaba justo al final.

lo compro De Jong, en el que Dembl envi una pelota demasiado arriba a boca de gol. O Ferran, al que le pas lo mismo por culpa de un centro que fue un martillazo. O Diego Carlos, que vio cmo despus de que Dembl le destrozara la cadera si te encuentras con que tendra una nueva oportunidad para arrebatarle la pelota.

Bono advirti que, de donde no llegaran Diego Carlos y Kound, haran sus manos. Fueron de hierro en tiros de aubameyang o Ferran, y giles en un testarazo de Araújo. El ex delantero del City incidi en una oleada de ocasiones para un Bara que ya saba que no poda perder de vista su espalda. Ocampos no alcanz un centro de Navas en una transicin y Rakitic, de libre directo, if qued tan seeks como Piquéquien estrell la pelota en el larguero.

Hasta que Dembl par y supo que no habra otro camino que el que show Pedri, ese nio que, sin saberlo, ya ejerza de mesas.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.