Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Dos hombres queman la casa de una mujer a quien también agredieron sexualmente en Barcelona
Barcelona

Dos hombres incendian la casa de una mujer que también fue agredida sexualmente en Barcelona

El Mossos d’Esquadra ellos no saben a que condujo dos hombres acosando incesantemente a una mujer que vivía con su pareja y su hijo en una zona concurrida de Ronda Guinardó de Barcelona. Uno de ellos, según la víctima, el abusado sexualmente Hace unas pocas semanas. Debido a estos hechos, el presunto agresor fue objeto de una Orden restrictiva que no respetó. El otro fue detenido el pasado domingo por amenazarla de muerte blandiendo un cuchillo. Y juntos, un día antes de la supuesta amenaza con cuchillo, el sábado 1 de enero, se presentaron en el local donde residía ilegalmente esta mujer y su familia y le prendieron fuego con la ayuda de una jarra llena de liquido inflamable.

el musgo abrieron una investigación para intentar esclarecer lo sucedido Aunque, según fuentes policiales, ni la víctima ni la única detenida explicaron claramente cuál fue la causa de la virulencia del acoso que sufrió. Tanto la víctima como los atacantes son ciudadanos rumanos y todos tienen antecedentes penales por robo en hogares y negocios. Aunque mientras la mujer solo ha sido detenida dos veces, las otras dos suman más de treinta arrestos. El hostigamiento de los dos hombres también puso en grave riesgo a la comunidad de vecinos que viven en los pisos superiores y que tuvieron que salir corriendo de sus casas el sábado porque las llamas estaban devorando el local de la planta baja de su finca. Ellos tampoco entienden lo que pasó.

Ropa vieja seca

Lluís era propietario de una tintorería ubicada en la planta baja del número 235 de la Ronda Guinardó de Barcelona. Se alquiló el local comercial pero, antes de retirarse, quiso comprar el local. A su hijo nunca le gustó mucho ese sótano y, cuando bajó la persiana veneciana del negocio familiar por última vez, decidió trasladarlo. Explica que el lugar ha cambiado de manos varias veces y que hoy ya no sabe a quién pertenece. Lo que sabe, por qué tanto Lluís como su hijo siguen viviendo en el mismo edificio de apartamentos, es que su vieja tintorería había sido ocupada ilegalmente durante meses por una familia rumana.

Sábado por la tarde, dos hombres también de nacionalidad rumana, Se presentaron en el local con una botella de plástico llena de un líquido inflamable., rociaron el interior de la habitación, vertieron hasta la última gota y luego le prendieron fuego. Varios testigos los vieron desde la calle. Vecinos como Lluís, que ya se había acostado, no los vieron. Pero escucharon los ruidos de las llamas, algunos tan fuertes como otros confundido con una explosión. “Al principio no me importaba, pero luego noté que el murmullo iba creciendo, salí al rellano y ya vi a los vecinos salir de sus casas por la escalera principal en dirección al exterior y advertir que la planta baja estaba en llamas «, dice una mujer que vive en el primer piso. Entre los vecinos que se concentraron en la calle para observar cómo las llamas devoraban el local ocupado también estaban los tres miembros de la familia rumana que vivía allí. Por suerte, No hubo heridos en el fuego.

El fuego consumió la vieja tintorería en solo unos minutos, reduciendo todo el interior a cenizas. Como había escuchado Lluís, la familia rumana se mantuvo allí muebles que han quitado de las casas que han vaciado con el permiso de tus sueños. Las llamas no afectaron la estructura del edificio y cuando los bomberos terminaron su trabajo, los vecinos pudieron volver a sus vidas. A excepción de la familia rumana, que había perdido el techo y estaba al cuidado de los servicios sociales del ayuntamiento.

Violencia sexual y amenaza de muerte

Los Mossos han abierto una investigación por encontrar a los dos sospechosos que habían incendiado el edificio, quemando los efectos personales de la familia rumana y comprometiendo gravemente la seguridad de todos los residentes del bloque. Uno de ellos lo encontró al día siguiente: una patrulla lo detuvo porque, 24 horas después de prender fuego al local donde vivía, había vuelto a acosar a la mujer y fue sorprendido amenazándola con un cuchillo. Ahora los agentes buscan al segundo sospechoso, por haber participado en el incendio y también porque este último también está acusado de haber agredido sexualmente a la mujer hace unas semanas. Informó que había sufrido contacto con sus partes íntimas y el presunto agresor, luego de estos hechos, fue liberado con la obligación de no acercarse a la víctima. Una orden que rompió el sábado pasado cuando fue a su encuentro para quemar su casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.