Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Barcelona

1-O protestas manifestante enfrenta nueve años y tres meses de prisión | ACN | Barcelona | Política

Un manifestante de las protestas del 1-O enfrenta un total de nueve años y tres meses de prisión en dos casos abiertos por disturbios públicos, agresión a las autoridades y lesiones personales. En el primer juicio, el 18 de enero, Brian Bartés es condenado a tres años y tres meses de prisión tras la manifestación frente al Camp Nou, en diciembre de 2019, mientras que en un segundo juicio, el 12 de mayo, Júpiter se enfrenta a seis años. de condena tras la protesta contra el Consejo de Ministros en diciembre de 2018 en Barcelona. “Estoy convencido de que no se me juzga por los hechos que he podido realizar, sino por mis ideas y por haber ejercido mi derecho a expresarme”, dijo este lunes Bartés.

Frente al Tribunal Superior de Justicia de Barcelona, ​​en Passeig de Lluís Companys, donde se desarrollarán los dos juicios, Bartés se dirigió a los medios de comunicación para denunciar su caso, entre pancartas y gritos de apoyo de quince días de manifestantes.

El joven enfrentará la semana que viene, en el primer juicio, una acusación de agresión a las autoridades y lesiones por parte de la Fiscalía, que pide dos años de prisión para él. Además de estas acusaciones, la Generalitat de Catalunya también pidió una acusación por disturbios públicos, que conlleva una pena de 15 meses, pero al final el agente de los Mossos d’Esquadra implicado optó por contratar a un abogado particular. Sin embargo, la abogada de Alerta Solidaria que defiende a Bartés, Norma Pedemonte, denuncia que la Generalitat no ha retirado formalmente su acusación.

Bartés fue detenido dos veces. El primero, por los hechos ocurridos en el Camp Nou en diciembre de 2019, tras un llamamiento a un tsunami democrático. El joven pasó la noche detenido en la comisaría de Les Corts, donde ya sufría la salida con «medidas cautelares», recordó este lunes en declaraciones a los medios de comunicación.

El segundo arresto se produjo en 2020 tras la protesta en la Llotja de Mar contra el Consejo de Ministros, dos años después de la manifestación, en diciembre de 2018. Este lapso de tiempo entre los hechos y el arresto es sospechoso para el joven, quien El abierto caso «huele mal», que se probará el 12 de mayo.

De hecho, la fecha de este segundo juicio fue anunciada en rueda de prensa este lunes. El personal de la Audiencia Nacional de Barcelona se acercó al joven para entregarle un documento con la citación. Se trata de una situación «anómala», según Pedemonte, quien cree que Bartés debería haberse presentado ante el tribunal para informarle formalmente, «y no solo entregarle una copia del día del juicio». la copia de la acusación que se le hizo ”.

«Simplemente salieron y le dieron la fecha de su juicio como si fuera un prófugo, como si no tuviera casa o como si no supieran dónde encontrarlo», dijo el abogado del joven convencido de que era una intimidación a gran escala «. ocho días antes del primer juicio.

En un cartel leído este lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de Barcelona, ​​el grupo de concentrados defendió la libertad de Bartés y subrayó que los hechos que se le atribuyen no pueden «sacarse de contexto».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.