Pueblo Cautivo

Adoramos los pueblos y sus noticias

Almería

El Ayuntamiento de Almería y El Acebuche, juntos para luchar por la igualdad

La concejal de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Almería, Paola Laynez, visitó en el Polígono del Sector 20 las instalaciones del CIS ‘Manuel Pérez Ortega’, anexo al centro penitenciario El Acebuche. Allí ha sido atendida por el director de la prisión almeriense, Miguel Ángel de la Cruz; Ana Escobar, directora de Programas en el CIS, y Rafael Usero, jefe del Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas, para aquellos condenados a Trabajos en Beneficio de la Comunidad (TBC) o algunos programas de tratamiento a fin de evitar la entrada en prisión. Junto a la edil capitalina han acudido además dos trabajadoras municipales, Montserrat Rodríguez y Nuria Palenzuela.

Según ha explicado De la Cruz a Diario de Almería, en esta visita han podido abordar los diferentes programas en materia de igualdad que desarrollan la institución penitenciaria, así como fórmulas de colaboración para favorecer el desarrollo de los trabajos en beneficio de la comunidad a través de entes vinculados o con relación con la administración local. El director de El Acebuche ha subrayado «la importancia que tiene la colaboración entre instituciones públicas y privadas para el cumplimiento de estas penas, ya que sin ellas no podrían ejecutar». “El concepto está realizando una importante labor de difusión entre las instituciones que dependen del Ayuntamiento para estudiar la posibilidad de acoger a estos penados.



La colaboración en este ámbito, así como en los programas de igualdad, está siendo fundamental”, ha realizado un acta del Consistorio anunciado el pasado mes de septiembre que acercaría sus actividades en materia de igualdad en El Acebuche. Este fue el compromiso del edificio Laynez en una reunión con el director y subdirectora de Tratamiento, Miguel Ángel de la Cruz y María del Mar Soriano, respetuosamente, en pleno conocimiento de primera mano el trabajo que se realiza en cuanto a educación en valores .

Acompañada por la jefa de servicio del área, Nuria Palenzuela, y el director del Centro Municipal de Acogida, Juan José Crisol, Laynez se mudó entonces a la dirección de El Acebuche «con la voluntad de seguir colaborando extremamente con el centro y contribuyendo así desde el Ayuntamiento a la reinserción en la sociedad de los internos”. Para ello, Laynez propuso llevar a cabo parte de las actividades que se programan a lo largo de todo el año en materia de igualdad, como pueden ser exposiciones o proyecciones, al interior de la prisión que pueden favorecer la integración social.

Ya en noviembre, Laynez se trasladó de nuevo a El Acebuche para participar en la inauguración de la exposición fotográfica ‘Mujeres que dan vida’, una actividad enmarcada en el proyecto ‘Almería unida contra la violencia de género’, compuesta de 16 fotografías de mujeres de edades, culturas y posiciones sociales distintas, pero que inspiran fuerza, valentía y sororidad.

Precisamente, a mediados del año pasado la perspectiva de género y la igualdad se vieron reforzadas en El Acebuche gracias a una iniciativa impulsada desde el Ministerio del Interior para las instituciones penitenciarias que abarca todo tipo de aspectos. “Por ejemplo, en el lenguaje de los impresos, en los puestos de trabajo que se ofrecen… En todos se evita el lenguaje sexista. También si va a garantizar el acceso a las internas en toda la oferta del centro, sin limitación por sexo, para que puedan acceder a cualquier tipo de actividad”, explicaba el director de la prisión. Incluido en acciones formativas o terapéuticas en departamentos masculinos, «si el interior tiene la necesidad de participar en dicho programa, podrá acudir y realizar la actividad, aunque no resida en dicho departamento».

Por otro lado, cabe recordar que, con función independiente del CIS en sí, hasta el punto de que se accede al mismo por otro punto situado en un lateral, el Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas realiza itinerarios personales para cada condenado , buscando el lugar adecuado para que trabajen en cumplimiento de su pena o con cursos vinculados a sus delitos. Así, por ejemplo, aquellos condenados por delitos contra la seguridad vial, participan un par de días a la semana en estas acciones formativas que no suelen prolongarse demasiado en el tiempo. Más complejo, exigente y prolongado es el caso de aquellos penados por crímenes relacionados con la violencia de género.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.